Portada Arte de la escritura y de la caligrafia

Para ser buen calígrafo: Rufino Blanco y Sánchez


Tal y como suelo contar en mis cursos, antes cuando no había internet y no perdíamos el tiempo viendo la tele, la gente se entretenía en asuntos más notables e interesantes. Como perfeccionar la caligrafía, y escribir libros sobre cómo hacerlo.

Portada Arte de la escritura y de la caligrafia

Portada Arte de la Escritura y de la Caligrafía

Arte de la Escritura y de la Caligrafía

El ejemplo más interesante es un libro que escribió Rufino Blanco y Sánchez: “Arte de la Escritura y de la Caligrafía
He de reconocer que yo no le conocía, ni a él ni a su libro. Si no recuerdo mal, fue gracias a Julio Albertos que el libro llegó a mis manos.
Rufino Blanco y Sánchez fue un filólogo, pedagogo y en general, podemos decir que fue un genio en muchos ámbitos.
Este libro no fue el único que escribió, de ahí deduzco su genialidad.
Y todo su genio, acabó con 74 años en Paracuellos en el 36…

Rufino Blanco y Sanchez

Rufino Blanco y Sanchez

Seguramente publique más entradas sobre este libro.
Hay tanta y tan interesante información, que da para ello.
De momento en esta entrada, transcribiré algo que me parece muy motivador.
Y es sobre las cualidades para ser buen calígrafo.

La caligrafía es una como bella arte

Os dejo aquí unas cuantas frases muy interesantes que no necesitan más explicación.
Simplemente, invito a leerlas.

La Caligrafía es una bella arte; luego el calígrafo debe reunir las condiciones comunes a todo artista; como ser inteligente, capaz de producir la belleza, ha de tener vocación, aptitud natural para el ejercicio del arte a que se dedica, y educación de esta misma aptitud.

Siendo la Caligrafía, como es, arte óptica o de la vista, y además arte de la palabra, necesitará el calígrafo las mismas cualidades que han de reunir los que se dediquen al cultivo de las artes plásticas y las que son propias de los artistas de la palabra. 

Además, necesitará alguna cualidad especial, propia y peculiar, para el ejercicio de la Caligrafía: Sentido de la vista, debiendo de estar adiestrada. Pulso seguro y delicado, para mover la mano en muchas direcciones, con rapidez y soltura y con tacto exquisito.

El calígrafo necesita, a más de la vista y del tacto en la mano, buena imaginación para poder imitar y crear, y buena memoria para recordar los modelos dignos de ser imitados, las reglas del Arte, la forma de las letras y otras particularidades de este ejercicio.

Como no puede ser de otra manera, continuará…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *